Jue. Jul 18th, 2024

Ley de identidad de género en Chile, entre sombras y luces

La reciente promulgación de la Ley de Identidad de Género en Bolivia ya genera polémica y división de opiniones en la población tarijeña. Esto se puede evidenciar en las redes sociales con diferentes posturas, dibujos, memes, fotografías, entre otros, unos que apoyan y otros que rechazan la norma.

El tema ya tiene repercusiones a nivel nacional porque diferentes organizaciones religiosas realizan medidas contra la Ley de Identidad de Género. Por ejemplo, en Santa Cruz decenas de manifestantes protestaron porque dicha norma no habría sido consensuada con todas las iglesias.

Incluso, los representantes de las iglesias católica y evangélica anunciaron que presentarán un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Identidad por considerar que afecta a la familia y la unión de parejas de distintos sexos. Sin embargo, el propio viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, calificó a la Iglesia católica de racista por su posición de rechazo.

Observaciones a la ley

 El asesor de las iglesias evangélicas de Cochabamba, Sergio Reyes, explicó que se analizó la Ley 807 de Identidad de Género y la estrategia comunicacional del colectivo de lesbianas y homosexuales en Bolivia. Notó que están intentando disfrazar sus argumentos diciendo que la norma es para reconocer sus derechos, reconocer a una cultura de tolerancia y no hacerlo es un acto discriminatorio.

“Esto no es cierto –dijo Reyes-. Si la gente se toma la molestia de leer el contenido de la ley se puede notar por ejemplo el artículo 11 y la disposición transitoria única que dice que las personas que logren legalizar el cambio de género o de sexo, transexuales o transgénero, gozarán de todos los derechos civiles. Es decir, que se podrán casar, adoptar a niños y niñas, solicitar que la educación adopte la ideología de género que está anclada en la filosofía que relativiza los valores de la vida, la libertad de las personas, la dignidad y la igualdad”.

Además, Reyes mencionó que con la nueva ley se le otorga a todas las instituciones públicas y privadas un plazo de tres meses para que adecúen sus normas internas y procedimientos a la filosofía  y contenido de la norma. Es decir, que colegios, organizaciones religiosas, Servicio de Registro Cívico (Sereci) y otras instituciones estatales tienen que asumir que lo que dice la ley.

“Esto no sería un peligro si se no se quisiera impregnar a todos los segmentos de la población –comentó Reyes-. La gran parte de la población boliviana es católica, seguida por un fuerte contingente que son evangélicos y cristianos, y la minoría son personas que no están bajo el sistema cristiano. La empresa Galop hizo un primer estudio serio el año 1996 sobre la población en Bolivia y el 0,03 por ciento  de la población tiene distinta orientación sexual. Ese dato no es aceptado por el Colectivo Gay en Bolivia, pero es el único dato serio”.

Es un tema de derechos humanos

 El representante en Tarija del Colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), Joel Vega, explicó que todo ciudadano está en su derecho de reclamar y exigir, como lo hacen las organizaciones religiosas, pero recordó que negar la identidad es anticonstitucional porque el artículo 14 dice que no se puede discriminar a ninguna persona por diferencia social, raza, orientación sexual, entre otros.

“Por lo tanto, al pedir que se elimine o revise la Ley de Identidad de Género cometen un acto de discriminación –dijo Vega-. La situación de sus creencias y textos bíblicos se debe analizar y debatir, incluso estudiar e ilustrar, dentro de sus iglesias evangélicas y católicas. Pero la Constitución Política del Estado de Bolivia es clara y las identidades  sexuales están reconocidas después de una lucha histórica”.

Según Vega, los representantes de la Iglesia católica y evangélica cometen un error porque se conversó con ambas instituciones y consideran que hay participantes dentro de ambos cultos que están de acuerdo con la ley.

“No es un tema religioso no queremos pelear con Jesucristo, sino que es un tema de derechos humanos y derechos fundamentales ya que si no hay ley se les niega a participar visiblemente a los transexuales de las decisiones de la ciudadanía –afirmó Vega-.  Hay que recordar que el Estado es plurinacional, pluricultural y pluriétnico. Además somos un Estado laico y hay que respetar cada creencia de los ciudadanos. Eso hay que inculcar a las nuevas generaciones”.

Sobre las observaciones a la norma, Vega manifestó que ahora se habla de que se aprobará una ley que permita el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero aseguró que eso no es real ya que la Ley de Equidad de Género es de reconocimiento de identidad sexual y genérica.

Discriminación

 Para el Colectivo LGBT, la discusión que hubo en la Cámara de Diputados tiene las mismas connotaciones que hay en la sociedad actualmente. Vega señaló que por un lado se habla de Dios y la parte religiosa, pero afirmó que  ese no es el tema de discusión.

“No se va a modificar textos bíblicos o la Palabra de Dios. No estamos hablando de temas religiosos sino de derechos humanos y ciudadanos”, resaltó.

Además recordó que las personas transexuales sufren discriminación por el tema de la identificación cuando se presentan al banco y no pueden hacer trámites, o a centros a de salud y educación.

“Deben dar largas explicaciones para justificar su manera de vestir, recibiendo insultos por parte de los servidores públicos. Por lo tanto, la ley es un avance para erradicar la discriminación”, indicó Vega.

Por consiguiente,  en Tarija se organiza a los transexuales para socializar los alcances de la ley y puedan ejercer sus derechos.

Fueron ocho años de lucha para que los transexuales puedan tener una cédula de identidad en la sociedad. Se espera que la ley siga su proceso y se pueda reglamentar prontamente. En 30 a o 40 días se podrá hacer la nueva cédula de identidad”, concluyó Vega. (eP)

Derechos homosexuales en América del Sur

Según Wikipedia, en América del Sur han surgido intensos debates a nivel social, político y religioso sobre propuestas para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo así como también las uniones civiles y el registro de parejas de hecho.

Las primeras leyes que permitieron algún tipo de reconocimiento a uniones homosexuales en la región entraron en vigor a partir del siglo XXI. Actualmente, 6 de los 12 países soberanos de Sudamérica reconoce algún tipo de uniones del mismo sexo.

El matrimonio entre personas del mismo sexo es actualmente legal en ArgentinaBrasilColombiaUruguay y en el territorio dependiente de Guayana Francesa.

Adicionalmente dos países tienen una forma de unión civil o parejas de hecho en todo su territorio nacional, los cuales son Chile y Ecuador. De esta manera, Sudamérica se convierte en una de las regiones más permisivas del mundo en esta materia, al igual que América del NorteEuropa Occidental y Oceanía.

DANIEL RODRÍGUEZ/BOLINFO/TARIJA

Con: (eP)e imagen @presidencia_cl

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram did not return a 200.