jue. Oct 22nd, 2020

Expertos ven que el nuevo gobierno heredará la crisis económica, la desconfianza ciudadana y deberá restituir la concertación

El nuevo gobierno, resultado de los comicios nacionales, heredará una profunda crisis económica, además de la desconfianza de la población en la administración estatal; asimismo, deberá restituir la cultura de la concertación para generar gobernabilidad.

En criterio del politólogo Paúl Coca, el próximo gobierno se consolidará en la medida que genere estabilidad económica, y laboral.

«Si la gente tiene estabilidad será positivo; si no, es cuando vienen los conflictos. Gane quien gane, la ciudanía igual se va a organizar para hacerse sentir y luchar cuando el gobierno quiera tomar medidas impopulares», advirtió.

Para el experto en derecho constitucional, Franklin Pareja, la crisis económica y las exigencias sociales previsibles podrían constituirse en la mayor debilidad del próximo gobierno.   

«Finalmente, es la economía la que sofoca la política y no la política la que sofoca a la economía. Bolivia está ingresando en un proceso cada vez más delicado y lo que va a heredar el próximo gobierno será muy complejo», puntualizó.

Según el abogado, Marcelo Silva el próximo gobierno «ya enmarcado en un escenario de crisis», fundamentalmente económica,  deberá enfrentar  el tema  presupuestario  y los aspectos irresueltos de salud, educación y empleo, agravados por la pandemia del coronavirus.

«Tendrá que abordar esas prioridad en base a un proceso de concertación para lograr gobernabilidad. El próximo gobierno debe tener la capacidad de pactar con organizaciones sociales con estructuras corporativas, que van a ser importes en el ámbito de la gobernabilidad», sostuvo.

En este contexto, los expertos también coincidieron, por separado, en que parte de la agenda política, debe enfocarse en recuperar la confianza en la administración del Estado, tras 14 años de desinstitucionalización impuesta por el anterior gobierno.

El nuevo gobierno deberá  enfrentar cambios estructurales concertados en Órgano Legislativo, como un espacio de poder compartido, a diferencia de los anteriores 14 años.

«El ciudadano ha demostrado que tiene fuerza en las calles y esto marca una hoja de ruta para los que entren a los cargos públicos, ahora ese es detalle», apuntó.

En tanto, Silva planteó que las nuevas fuerzas políticas con espacio en el Legislativo, estarán a cargo de un proceso de transición política, hacia un nuevo modelo político concertador.

«Esta elección es fundamental porque no es una coyuntura corta. Es muy probable que estemos más cerca de ver la caída de un modelo de hacer política», en criterio de Silva.

En este contexto, los escenarios de concertación para devolver la certidumbre a la población también deben reflejarse en el ámbito regional, sobre todo ente oriente y occidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram did not return a 200.