Jue. Jun 20th, 2024

Regímenes simplificados: Principal respuesta en América Latina ante la dispersión de bonificaciones y la complejidad administrativa de los sistemas impositivos

Eurosocial en un estudio llevado a cabo sobre el potencial de los Núcleos de Apoyo Contable y Fiscal (NAF) como palanca de inclusión social en su edición N0. 18 de enero de 2021, señala que la creación de regímenes simplificados ha sido la principal respuesta en América Latina ante la dispersión de bonificaciones y la […]

Eurosocial en un estudio llevado a cabo sobre el potencial de los Núcleos de Apoyo Contable y Fiscal (NAF) como palanca de inclusión social en su edición N0. 18 de enero de 2021, señala que la creación de regímenes simplificados ha sido la principal respuesta en América Latina ante la dispersión de bonificaciones y la complejidad administrativa de los sistemas impositivos.

Diseñados para cuentapropistas y pequeñas empresas, estos regímenes buscan su formalización e inserción en los registros tributarios. Se trata de facilitar el pago de impuestos a pequeños contribuyentes que responden al siguiente perfil: 1) bajos ingresos; 2) un elevado número, que dificulta una adecuada fiscalización de su actividad; 3) mayormente informales; 4) pobre estructura organizacional; y 5) alta movilidad de entrada y salida.

Para ello se busca la simplificación de las normas legales y trámites administrativos que requiere el cumplimiento de obligaciones tributarias, incluyendo incentivos en forma de bajas tasas tributarias, dice el documento al que tuvo acceso CalleBolivia.

De acuerdo con un informe de la OIT (2014), el promedio de recaudación de estos regímenes en los países latinoamericanos no supera el 1% de los ingresos tributarios. Pese a su limitado efecto sobre la recaudación, su utilidad reside en propiciar un puente de transición hacia la formalidad a los agentes económicos.

De manera innovadora, ciertos países han combinado estos regímenes simplificados de tributación con las contribuciones a la seguridad social, lo que propicia un puente adicional de acceso a la protección social. Se trata, por ejemplo, del monotributo social en Argentina y Uruguay, así como del SIMPLES (Sistema Integrado de Pago de Impuestos y Contribuciones de las Microempresas y de las de Pequeño Porte) y el
Antonio Rodríguez-Carmona50SIMEI (Sistema para la Recaudación del Valor Fijo Mensual de los Tributos Adeudados por el Microemprendedor Individual) en Brasil.

El Informe macro económico de América Latina y el Caribe del BID (Cavallo y Powell, 2018) realizó un interesante análisis comparativo de los principales regímenes vigentes en la región, donde se muestran sus requerimientos y principales parámetros técnicos. Resulta muy difícil hacer una foto fija, ya que estos regímenes han experimentado una constante evolución y reforma en los últimos años, viéndose sometidos a procesos de revisión y actualización.

Es el caso de Colombia, que decidió en 2018 sustituir el sistema del monotributo —que tuvo escasa acogida entre los contribuyentes— por un nuevo régimen simple de tributación (RST), que flexibilizó los requisitos de acceso con un límite de renta bastante amplio para cubrir al 90% de los micronegocios y MYPE del país.

Incorporó además un sistema de tarifas adaptados a diferentes perfiles de negocios, así como un abanico de beneficios adicionales, incluyendo la eliminación de la retención en la fuente, incentivos a la bancarización o descuentos de los pagos realizados en concepto de pensiones de los trabajadores.

Otros países, como Brasil y Perú, han optado por crear varios regímenes simples complementarios para diferentes casos (personas físicas o jurídicas y niveles variables de ingresos). A este respecto, el modelo peruano contempla tres regímenes, con obligaciones fiscales crecientes para los contribuyentes. Ante el crecimiento de los contribuyentes acogidos al SIMPLES, la RFB ha indicado que los contribuyentes del SIMEI constituyen el público objetivo de los NAF en el país.

Una característica común de los regímenes simplificados es su creciente digitalización a través de interfaces más amigables en los sitios web de las Administraciones tributarias, así como una amplia batería de nuevos servicios que eliminan tiempo y costes de transacción: Obtención del Registro Único Tributario (RUT) de forma simplificada (a través de nuevas tecnologías de comunicación, como los códigos QR y las aplicaciones tutoriales paso a paso); consulta online (a través de teléfono o chat), entre otros.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram did not return a 200.