Sáb. May 18th, 2024

El estrés en la pandemia alteró la ovulación

Los trastornos de la vida y el estrés de la pandemia de COVID-19 han provocado una alteración de la ovulación con una disminución de la duración o los niveles de progesterona, según una investigación que se presenta el domingo en ENDO 2022, la reunión anual de la Sociedad Endocrina norteamericana, y publicada en su revista ‘Journal of the Endocrine Society’. El estudio es el primero en observar alteraciones ovulatorias sin interrupción del ciclo menstrual durante la pandemia, señala Infosalud.

«Estas alteraciones ovulatorias silenciosas probablemente explican por qué tantas mujeres que no toman formas hormonales de control de la natalidad informaron de que tenían períodos tempranos o inesperados en los días siguientes a la vacunación contra el COVID-19», explica Jerilynn C. Prior, profesora de Endocrinología en la Universidad de Columbia Británica, en Canadá.

Prior y sus colegas compararon dos estudios independientes de diseño similar con 13 años de diferencia: el Estudio de la Ovulación Menstrual (MOS, por sus siglas en inglés), que se realizó en un grupo de 301 mujeres entre 2006 y 2008, y el MOS2, que estudió a 112 mujeres durante la pandemia. Ambos estudios incluyeron a mujeres menstruantes de entre 19 y 35 años, que no tomaban anticonceptivos hormonales sistémicos o combinados.

Casi dos de cada tres mujeres que participaron en el estudio durante el COVID-19 no ovulaban con normalidad, subraya Prior. Las mujeres experimentaban fases lúteas cortas, en las que se liberaba un óvulo sin que pasara suficiente tiempo desde la ovulación para que se produjera el embarazo, o anovulación, lo que significa que no se liberaba ningún óvulo.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram did not return a 200.